Mostrando las entradas con la etiqueta Haití. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Haití. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de enero de 2011

Baby Doc será investigado por violaciones a los derechos humanos



HAITI
Baby Doc será investigado por violaciones a los derechos humanos

Amnistía Internacional anunció que las autoridades de Haití van a iniciar una investigación por crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen del dictador Jean-Claude Duvalier, quien regresó sorpresivamente al país el pasado domingo tras 25 años en el exilio. "No se le debe permitir abandonar el país, tiene que permanecer a disposición de la Justicia mientras dure la investigación", reclamó AI.


Según informó la organización de derechos humanos en Puerto Príncipe, su investigador para Haití, Gerardo Ducos, se reunió ayer con el fiscal general, Harycidas Auguste, así como con el ministro de Justicia, Paul Denis, para "discutir la necesidad de una investigación de los abusos cometidos durante los años en que estuvo en el poder Duvalier".

"Investigar a Duvalier por crímenes de derechos humanos cometidos durante su mandato es un enorme paso adelante", valoró Ducos, para quien ahora lo que se necesita es "ver un proceso rápido e imparcial, de acuerdo con los estándares internacionales, que lleve verdaderamente justicia a aquellos que llevan esperando demasiado tiempo".

Asimismo, subrayó que los crímenes de derechos humanos no prescriben. "Torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales son crímenes bajo la ley internacional y no prescriben. Hay que hacer justicia si Haití quiere avanzar", insistió Ducos.

AI llamó asimismo a Naciones Unidas a que ofrezca "apoyo técnico" a las autoridades haitianas para "garantizar que el juicio a Duvalier cumpla las expectativas del pueblo haitiano y de la comunidad internacional", agregó Ducos.
Ir al enlace

Leer más...

martes, 18 de enero de 2011

El ex presidente Jean Claude Duvalier, que regresó anteayer al país por primera vez desde 1986, fue trasladado a la Fiscalía de Puerto Príncipe para ser interrogado



› EL DICTADOR SERA INTERROGADO

Baby Doc fue detenido en Haití

El ex presidente Jean Claude Duvalier, que regresó anteayer al país por primera vez desde 1986, fue trasladado a la Fiscalía de Puerto Príncipe para ser interrogado. Se calcula que cerca de 30 mil personas murieron durante los 15 años de gobierno de Baby Doc, que además está acusado de desviar unos 800 millones de dólares a cuentas en el exterior.

Desde que pisó su tierra natal, Duvalier y su esposa, Véronique Roy, contaron con la custodia de la fuerza de seguridad pública. Efectivos de la Policía Nacional lo recibieron en el aeropuerto de Puerto Príncipe, junto a ex funcionarios del gobierno con el que sometió a la población de Haití entre 1971 y 1986. Metralletas en mano, miembros de la fuerza lo acompañaron hasta la suite en el lujoso Caribbean cinco estrellas, al otro lado de la ciudad, y allí se quedaron, haciendo guardia. Sólo permitieron el ingreso a seguidores del dictador.

Duvalier abandonó Haití en 1986, derrocado por fuertes protestas sociales y en un clima de gran crisis social. La salida de Baby Doc puso fin al régimen duvalierista, surgido 28 años antes con la llegada al poder de François Duvalier, alias Papá Doc, a quien sucedió a los 19 años para convertirse en “presidente vitalicio”. Entre el padre y el hijo llegaron a ordenar la muerte de 60 mil personas.

Tras 25 años ausente, la elección del momento para la vuelta no debió haber sido casual. La sociedad caribeña, de siempre frágil estabilidad, acabó sumida en una crisis económica, social y política que sobrepasó a sus precedentes, tras el sismo que hace un año destrozó literalmente al país. En medio de escombros, epidemias mortales y campamentos de refugiados en situaciones deplorables, la primera vuelta de las elecciones presidenciales en noviembre no ofreció un ganador y estuvo contaminada de corrupción. A poco menos de un mes para que el actual presidente, René Préval, cumpla su mandato, la segunda vuelta de los comicios se encuentra suspendida

Ir al enlace

Leer más...

lunes, 10 de enero de 2011

Un total de 810 mil haitianos, 380 mil de los cuales son niños, continúan viviendo en carpas comunitarias, a un año del tremendo sismo que destruyó sus viviendas el 12 de enero de 2010, según reveló la Organización Internacional para la Migración (OIM)



HAITI


Un año sin volver a casa

Un total de 810 mil haitianos, 380 mil de los cuales son niños, continúan viviendo en carpas comunitarias, a un año del tremendo sismo que destruyó sus viviendas el 12 de enero de 2010, según reveló la Organización Internacional para la Migración (OIM). La organización Médicos Sin Fronteras publicó un balance anual en el que denuncia el incumplimiento de la ayuda internacional prometida.

Los haitianos sin techo residen en 1.150 campamentos instalados en lugares públicos de la capital, Puerto Príncipe, y en el interior del país caribeño en condiciones de hacinamiento e insalubridad.

El miércoles se cumplirá el primer aniversario de la catástrofe que cobró cerca de 300 mil vidas, dejó en la calle a un 1.300.000 personas y pérdidas materiales valoradas en 7.900 millones de dólares.

Ese día, ministerios, colegios, hoteles, edificios de oficinas, viviendas e incluso la catedral quedaron derruidos. Miles de personas quedaron sepultadas bajo los escombros de la capital y las ciudades de Leogane, Petit-Goave y Jacmel, en la costa sur de Haití.

"Los haitianos continúan soportando unas condiciones de vida lamentables, pese a la mayor operación de ayuda internacional jamás organizada", alertó la organización Médicos Sin Fronteras, que hoy público un balance de la tarea de reconstrucción en el país caribeño.

Según la organización, "el terremoto de Haití fue un desastre sin precedentes para los haitianos y creó enormes necesidades médicas y no médicas. La respuesta humanitaria ha sido incapaz de responder totalmente a esas necesidades".

La entidad médica alertó que la comunidad internacional debería haber mejorado su sistema de suministro de ayudas para que sea más eficaz, especialmente en un momento en el que los esfuerzos de recuperación se mueven hacia la fase de reconstrucción.

"A lo largo de este año, he pasado mucho tiempo escuchando cómo se hablaba de promesas, planes, estrategia, dinero. He escuchado estas palabras una y otra vez... Lo que veo ahora es que esas promesas y planes tienen que ir seguidos de acciones concretas", criticó el jefe de la misión médica de MSF en Haití, Stefano Zannini.

"De los 10.000 millones de dólares comprometidos en marzo de 2010 durante la Conferencia Internacional de donantes de las Naciones Unidas y los Estados Miembros en Nueva York, sólo unos pocos cientos de millones de dólares han sido desembolsados", advirtió la red.

La crisis humanitaria ocasionada por el temblor fue agravada luego por otros fenómenos climatológicos y el actual brote de cólera, que provocó casi 3.700 muertos y más de 171.300 contagiados desde su aparición en octubre.

Además, el país se encuentra sumido en una disputa política tras unas elecciones que habían generado la esperanza de que el país tomara un nuevo rumbo.
Ver el enlace


Leer más...

sábado, 27 de febrero de 2010

Entre los 10 sismos más mortíferos de toda la historia



Tragedia en Haití catástrofes récord

Entre los 10 sismos más mortíferos de toda la historia

Con más de 100 mil muertos, sería el más trágico de América / En China ocurrieron los terremotos con más víctimas fatales, entre ellos el de 1556, con 830 mil fallecidos / Gana el hombre: guerras y genocidios son más mortíferos que los desastres naturales.


Lucas Viano


Si se confirman más de 100 mil muertos, el terremoto de Haití se ubicaría dentro de los 10 más mortíferos de la historia de la humanidad, a pesar de que llegó sólo a los 7 puntos en la escala de Richter.

El sismo que más víctimas dejó ocurrió en China en 1556: fallecieron 830 mil personas. Se estima que alcanzó los 8 puntos.

De hecho, cuatro de los 10 movimientos telúricos con más pérdidas humanas ocurrieron en este país. Algo lógico si se tiene en cuenta que desde tiempos antiguos fue una zona muy poblada (con registros escritos) y con mucha actividad sísmica.

El de Haití seguramente es el movimiento telúrico más letal de la historia de América. Hasta ahora, ese triste récord lo tenía el ocurrido en Chimbote (Perú) en 1970, con 66 mil víctimas fatales, que alcanzó 7,9 puntos.

El territorio chileno fue el escenario del terremoto de mayor magnitud jamás registrado, según la escala de Richter: fue en Valdivia, el 22 de mayo de 1960. Alcanzó los 9,5 puntos. Fallecieron 1.655 personas y provocó un tsunami devastador. Las olas llegaron a Hawai, EE.UU., Filipinas y Japón, donde fallecieron 138 personas.

La escala de Richter mide la magnitud de la energía liberada por un terremoto a través de diferentes ondas sísmicas. Aumenta en forma exponencial.

Para comparar, un terremoto de 4 puntos libera la energía equivalente a una pequeña bomba atómica o seis toneladas de TNT. El terremoto de Valdivia liberó la misma energía que 178 mil millones de toneladas de este explosivo.

Para medir los efectos y daños, se utiliza la escala de Mercalli, la cual llega hasta los 12 puntos. En el epicentro del terremoto de Haití, la escala de Mercalli habría alcanzado el 12.

El recuerdo más vivo que se tiene de un terremoto es el acontecido el 26 de diciembre de 2004 en Sumatra. El gran tsunami que originó mató a 227.898 personas. Fue el cuarto más mortífero y el tercero en intensidad, con 9,1 puntos.

Sin embargo, tras aquella catástrofe hubo otros sismos con miles de víctimas. En 2005 murieron 86 mil personas en Pakistán, y más de 87 mil en 2008 por un sismo en China.

En Argentina, el terremoto de San Juan de 1944 dejó ocho mil muertos y llegó a 7,4 puntos.

El agua mata más. En el ranking histórico de catástrofes naturales figura en primer lugar la inundación de China de 1931: la estimación más pesimista calcula en cuatro millones los fallecidos.

Segundo, otra inundación del río Amarillo, también en China (1887), con dos millones de fallecidos. Tercero, el terremoto de 1556 de este país y cuarto un ciclón en Bangladesh, con 500 mil muertos.

Katrina, el huracán más famoso de los últimos años, mató a cerca de dos mil personas. El más mortífero sobre las aguas del Atlántico fue “el Gran Huracán” de 1780 (27.500 muertos), seguido por el Mitch de 1998.

El hombre, aún más. Con unos 60 millones de muertos, la Segunda Guerra Mundial es la catástrofe provocada por el hombre con más víctimas. Dentro de ella, las dos bombas atómicas fueron los incidentes más mortíferos, donde el victimario fue el propio ser humano. Fallecieron 220 mil personas.

Si de genocidios se trata, el exterminio de los pueblos originarios de América es el que más víctimas se cobró, según el historiador David Stannard. Unos 30 millones de aborígenes murieron entre 1492 y 1900.

Leer más...

martes, 16 de febrero de 2010

El terremoto de Haití y la geología del Caribe



TRIBUNA: PEDRO PABLO HERNAIZ HUERTA

El terremoto de Haití y la geología del Caribe

No es casualidad que los seísmos con mayor número de víctimas ocurran precisamente en países pobres o en vías de desarrollo


PEDRO PABLO HERNAIZ HUERTA 16/02/2010


La tremenda tragedia que asola a Haití ha puesto de manifiesto una vez más la enorme violencia y capacidad de destrucción de los fenómenos naturales derivados de la propia dinámica terrestre. Como en el caso de su más importante predecesora, la gran tragedia de Sumatra-Andamán (Indonesia) de diciembre 2004, el origen de la catástrofe ha sido de nuevo un terremoto, si bien en aquella ocasión el epicentro se situó mar adentro y el fenómeno devastador fue en realidad el tsunami producido por éste.

Los terremotos son producidos por fallas activas, es decir, fallas que se están moviendo en la actualidad. La enorme energía elástica acumulada durante décadas en los bloques situados a uno y otro lado de la falla a causa de los esfuerzos tectónicos, se libera súbitamente (y sin previo aviso) en forma de ondas P y S que cuando alcanzan la superficie terrestre se transforman en ondas superficiales (ondas Love y Rayleigh) con un gran poder destructivo. La escasa profundidad del epicentro del terremoto (10 kilómetros), sin posibilidad de atenuar su energía en su escaso trayecto a superficie, ha contribuido a amplificar la catástrofe de Haití y a que ésta se haya concentrado en torno a la vertical del epicentro. Las imágenes del bamboleo y sacudidas del terreno que mostró la televisión, captadas por video aficionados, registraban precisamente ese momento que duró apenas un minuto. El efecto se asemeja al de esos artilugios de feria que se mueven frenética y cíclicamente a un lado y a otro (ondas Love) y hacia arriba y abajo (ondas Rayleigh).

Sin duda, la baja calidad de la construcción, propia de un país extraordinariamente pobre y sin recursos, y la alta densidad de población en Puerto Príncipe, han contribuido a elevar notablemente el número de víctimas. No es casualidad que los terremotos con mayor número de víctimas ocurran precisamente en países pobres o en vías de desarrollo. Terremotos de intensidad similar o mayor ocurridos en países del primer mundo y altamente concienciados con el peligro sísmico, como es el caso del terremoto de Kobe en Japón, han producido un número elevado de víctimas mortales (5.000 muertos) pero lejos de las cifras apocalípticas registradas en Haití. Para aquellos países seriamente amenazados por la actividad sísmica, ésta es la única forma de prevención o mejor dicho, de mitigación, porque de hecho, una prevención absoluta o completamente efectiva, es difícil de poner en práctica, salvo que estemos dispuestos a mover de lugar a poblaciones y ciudades enteras. Desafortunadamente, a fecha de hoy la predicción resulta imposible, pese a los notables esfuerzos y avances realizados por la comunidad científica en esta disciplina.

El terremoto de Haití ha sido producido por la falla de Enriquillo-Plantain Garden. Esta falla y la falla Septentrional son dos estructuras de primer orden en la geología del Caribe. Conforman los límites meridional y septentrional, respectivamente, de la fosa del Caimán desde donde se prolongan hacia el este por más de mil kilómetros pasando al sur de Cuba, la primera, y a través de Jamaica, la segunda, antes de entrar en territorio de la isla de La Española por Haití. Las dos fallas articulan el desplazamiento diferencial hacia el este de la placa del Caribe respecto a la placa Norteamericana, el cual se viene produciendo desde la colisión de ambas en el Eoceno Medio y Superior, hace aproximadamente 40 millones de años. El desplazamiento entre estas dos placas se mantiene hoy en día y ha sido calculado por investigadores de universidades norteamericanas mediante técnicas de GPS en unos 20 milímetros al año. De ellos, se estima que la falla Septentrional absorbe unos 10 milímetros/año y la falla de Enriquillo, unos 7-8 milímetros/año.

Ambas fallas se han reconocido como focos de terremotos históricos, pero el hecho de que los relacionados con la falla Septentrional sean más recientes y que su recuerdo todavía se mantenga en la memoria de muchos dominicanos, quizá justifique que esta última falla se haya considerado con mayor potencial destructor. Sin embargo, en el último Congreso de Geología del Caribe celebrado en la primavera de 2008 en Santo Domingo, los citados investigadores norteamericanos mostraron evidencias de la actividad reciente de la falla de Enriquillo y alertaron sobre su peligrosidad sísmica en territorio haitiano que es donde su traza está perfectamente definida y es bien conocida. La continuidad de esta falla hacia el interior de la República Dominicana y su supuesta prolongación más hacia el este por la fosa de los Muertos u otra estructura, es unos de los enigmas geológicos todavía por resolver en esta región, con no pocas implicaciones en la prevención de desastres naturales de este país.

Un ambicioso programa financiado por la Unión Europea desde 1997, destinado a fomentar el sector minero y el desarrollo en general de la República Dominicana, está a punto de finalizar la cartografía geológica y geotemática de este país. El proyecto se realiza de manera coordinada con las instituciones dominicanas correspondientes y consiste en la elaboración de la cartografía geológica, geomorfológica y de procesos activos de todo el territorio dominicano bajo la normativa y el liderazgo del Instituto Geológico y Minero de España. Los mapas elaborados representan con gran detalle los tipos de rocas, las estructuras geológicas, las formas del terreno y los procesos geológicos activos (endógenos y exógenos), de tal manera que son una herramienta indispensable para la investigación geológica y la ordenación del territorio. Utilizados como base fundamental de trabajo y combinados con otros métodos y herramientas geológicas y geofísicas más sofisticadas, constituyen una de las vías habituales para el avance en el conocimiento de la dinámica terrestre.

Los estados y los organismos nacionales e internacionales tienen la obligación de velar por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos de este planeta. Investigaciones geológicas o geofísicas como las que se acaban de describir en este artículo, u otras aún más sofisticadas, tienen costes que son insignificantes si se comparan con las consecuencias sociales que conlleva la alta mortalidad y número de heridos causados por los desastres naturales (no sólo los terremotos) y con las enormes pérdidas económicas asociadas. Cabe preguntarse entonces: ¿Merece la pena que se siga invirtiendo en investigación para acortar la carencia de conocimientos que todavía existe respecto al funcionamiento de determinados procesos geológicos y en consecuencia, como ha ocurrido en otras ciencias, contribuir a salvar o reducir un buen número de posibles víctimas que sin duda seguirán sucediendo en el futuro por estas causas?


Pedro Pablo Hernaiz Huerta es Doctor en Geología y miembro del Proyecto de Cartografía Geotemática de la República Dominicana, Consorcio IGME-BRGM-INYPSA

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/terremoto/Haiti/geologia/Caribe/elpepuintlat/20100216elpepusoc_22/Tes



Leer más...

miércoles, 10 de febrero de 2010

Los países latinoamericanos se unen para ayudar a Haití



Unasur acuerda un fondo de 217 millones de euros en una cumbre en Quito a la que asistió el presidente haitiano

AGENCIAS - Quito - 09/02/2010

Los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acordaron este martes crear un fondo de 300 millones de dólares (217 millones de euros) para ayudar en la reconstrucción de Haití tras el terremoto del pasado 12 de enero, que ha devastado el país y ha dejado más de 200.000 muertos. Esta es una de las conclusiones que se desprenden del documento que firmaron los Gobiernos de Unasur reunidos en Quito, en una cumbre que contó con la participación del presidente haitiano, René Préval, y varios mandatarios y ministros de la región.


El grupo anunció también que solicitará un crédito de 200 millones de dólares (145 millones de euros) al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ya dio el visto bueno para que los países miembros puedan pagarlo en un plazo de 20 años a un interés mínimo. La declaración de Quito promueve además acciones conjuntas para

canalizar la ayuda humanitaria a Haití y la coordinación con el Gobierno de Puerto Príncipe para elaborar el plan de asistencia.

El documento fue suscrito por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Colombia, Álvaro Uribe, y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, además de otros altos cargos de Brasil, Venezuela, Uruguay, Chile, Paraguay, Guayana, y Surinam. El presidente peruano, Alan García, que asistió a la cita, tuvo que abandonar la reunión antes de que terminara, aunque también expresó su intención de sumarse a la iniciativa.

Infraestructura, agricultura y sanidad

En lo que se refiere a la reconstrucción de la infraestructura, Unasur anunció la instalación de varios albergues para las miles de personas que perdieron sus hogares tras el terremoto. Algunos países donarán maquinaria especializada para acelerar la construcción de las viviendas.

El grupo acordó también trabajar en conjunto por la recuperación del sector agrícola en Haití, a través de la reforestación de algunas zonas, así como la donación de semillas y todo tipo de productos que ayudan a reactivar la economía de esa nación caribeña.

Los países miembros consideran además indispensable incrementar las acciones para mejorar el sistema de salud en el país caribeño, que antes del terremoto ya era bastante precario y que ha empeorado tras el terremoto.


http://www.elpais.com/articulo/internacional/paises/latinoamericanos/unen/ayudar/Haiti/elpepuintlat/20100209elpepuint_16/Tes


Leer más...

martes, 9 de febrero de 2010

La reconstrucción de Haití podría llevar 25 años



Sucesos
La reconstrucción de Haití podría llevar 25 años

La embajadora de Haití en España, Yolette Azor-Charles, dijo que se necesitan con urgencia casas prefabricadas y carpas para las víctimas del terremoto.
Agencia EFE


La embajadora de Haití en España, Yolette Azor-Charles, dijo hoy que su país necesita casas prefabricadas y carpas para las víctimas del terremoto, y vaticinó que la reconstrucción llevará al menos 25 años.

Tras intervenir en un encuentro internacional sobre cooperación al desarrollo organizado por la Diputación de Sevilla (sur de España), Azor-Charles declaró a los periodistas que, tras recibir ayuda básica por el sismo en el que murieron unas 200.000 personas, el país afronta ahora "la fase de búsqueda de hogares" para más de un millón de haitianos "que están durmiendo al aire libre".

Muchas de estas personas "lo tenían todo y lo han perdido en medio minuto", resaltó la diplomática, al preguntarse "qué país puede aguantar la pérdida de más de 20.000 casas que estaban en buen estado", por lo que apeló a todos a ayudar a la reconstrucción.

Sobrevivientes a la intemperie. Según la embajadora, se necesitan medios para seguir demoliendo casas dañadas y sacando escombros, y se requieren especialmente casas prefabricadas "con llave para proteger a las jóvenes y las mujeres" de los riesgos de estar a la intemperie.

El país caribeño, devastado por el terremoto del pasado 12 de enero, también tiene falta de "carpas para los que no están en peligro, los hombres y las personas más maduras", señaló Azor-Charles.

La diplomática advirtió de que "esta fase de emergencia va a ser una de las más largas en la historia", y reclamó que "hay que reconstruir lentamente, pero respetando todas las normas sísmicas y de protección contra los huracanes".

Más tiempo. Pese a afirmar en el pasado que para reconstruir Haití se precisarían "diez años, luego veinte", la embajadora considera ahora que ese proceso podría tardar unos 25 años.

Además, la representante de Haití en España admitió que, en este momento, "no se sabe bien en qué lugar hay que construir y por eso hay que llevar especialistas".

"Van a pasar años -insistió- para poder dar tierra a la gente que tenían posesión, y a los que no tenían nada hay que darles viviendas sociales, y eso no se hace ni en un día ni en diez años".

Ayuda. No obstante, la embajadora haitiana confía en que, "con el apoyo de todos, y el Gobierno español ha sido de los primeros, vamos a lograr la reconstrucción de Haití, que algunos sueñan que tendrá que volver a ser la perla del Caribe".

Preguntada si, en esos años de reconstrucción, los países ricos mantendrán el apoyo a Haití, Azor-Charles contestó que se logrará sólo con la ayuda de la sociedad y, "sobre todo, de los medios de comunicación, que ya se están poniendo el deber de llamar" cada poco tiempo "para recordar que hay una reconstrucción a la vista".


http://www.lavoz.com.ar/10/02/09/secciones/sucesos/nota.asp?nota_id=589703

Leer más...

domingo, 7 de febrero de 2010

El terremoto de Haití deja las elecciones presidenciales en el aire



La Constitución obliga a celebrar unos comicios para los que no hay recursos


F. PEREGIL (ENVIADO ESPECIAL) - Puerto Príncipe - 05/02/2010


Los haitianos deberán elegir en los próximos meses entre lo malo y lo peor. Tendrán que decidir si son capaces de mantener la convocatoria de las elecciones presidenciales previstas para el próximo noviembre, con todo lo que eso acarrea en cuanto a gastos de organización, campaña y unas infraestructuras de las que no dispone el país, o si prefieren alargar el mandato de un político en caída libre.


Para este mes se habían fijado las elecciones del Parlamento y la de un tercio del Senado. Esos comicios han quedado postergados sin fecha, aunque cabe la posibilidad de que se celebren junto a las presidenciales de noviembre. Algunos analistas temen que el presidente se sienta tentado de prolongar su gestión. Pero sus colaboradores más cercanos aseguran que no lo hará. La ministra de Comunicación, Marie Laurence Jocelyn Lassegue, señala que una prolongación del mandato sería ilegal y por tanto "implanteable". Además, el terremoto ha venido a desgastar aún más la imagen del presidente, René Préval, a quien en la calle se le tiene como hombre pusilánime que no está a la altura de la situación.

Tres semanas después de la muerte de más de 200.000 personas, Préval apenas ha salido de la comisaría del aeropuerto donde ubicó la sede del Gobierno. Hasta allí ha llegado hoy Bill Clinton, ex presidente de EE UU y nuevo coordinador de la ayuda internacional para Haití. En la puerta, unas 200 personas reclamaban tiendas de campaña para alojarse, informa France Presse. Préval había prometido que trasladaría su Gabinete a una carpa situada en las inmediaciones del Palacio Presidencial en solidaridad con la gente que perdió su casa. Pero aún no se ha trasladado. Tampoco ha visitado ningún campamento de desplazados, ni ninguna plaza o calle de las muchas que hay, donde cientos de familias duermen al raso.

La Constitución de Haití, de 1987, prescribe que ningún presidente puede gobernar durante dos mandatos consecutivos ni presentarse a un tercer mandato. Préval es lo que en Estados Unidos se conoce como un pato cojo, alguien que ya no puede ser reelegido y está condicionado por la perentoriedad de su cargo. Así que le tocará a otra persona levantar el país. Michèle D. Pierre-Louis, la política con más prestigio fuera de Haití, ya se ha paseado estos días por los grandes canales de televisión estadounidenses. Esta economista de 61 años perteneció a la misma célula izquierdista que Préval cuando ambos luchaban contra la dictadura de François Duvalier. Fue primera ministra de Haití durante más de un año, hasta su destitución el pasado noviembre. Además, es directora de una ONG financiada por el multimillonario George Soros, que promueve programas educativos y goza de una imagen de persona honesta fuera y dentro del país. "Pero ella despreció al presidente, se ocupaba más de mantener su amistad con los Clinton que de llevarse bien con Préval", indica el periodista George Michel.

El Senado votó la destitución de Michèle D. Pierre-Louis bajo la acusación de que no había justificado el gasto de 195 millones de dólares. "Aquello fue una calumnia", señala un diplomático europeo bajo la condición del anonimato. "El único error que cometió Pierre-Louis fue el de no tener la habilidad suficiente para no despertar los celos de Préval. Y eso un político tiene que saber manejarlo. Y la comunidad internacional cometió el error de enamorarse demasiado de ella: es muy inteligente, progresista, mujer, y además lesbiana, aunque lo tuvo que desmentir en público para seguir manteniendo opciones políticas en este país. Pero ese encandilamiento de la comunidad internacional Préval no lo supo digerir y se la quitó de en medio".

Préval ganó sus primeras elecciones (1996-2001) con el 88% de los votos y una abstención del 75%. Contaba entonces con el apoyo de su carismático mentor, el ex sacerdote Jean-Bertrand Aristide. Cuando se volvió a presentar en 2006, sin el apoyo de Aristide, venció sólo con el 48%. En teoría, Préval debería haber concurrido a una segunda vuelta, pero el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, abogó por que se le adjudicase la victoria para evitar una ola de violencia y el gasto de otras elecciones. Desde entonces, el país sólo puede presumir de no haber derramado más sangre.


http://www.elpais.com/articulo/internacional/terremoto/Haiti/deja/elecciones/presidenciales/aire/elpepuintlat/20100205elpepuint_21/Tes

Leer más...

El oro de los Duvalier. Suiza bloquea la entrega de fondos reclamada por los herederos de los dictadores de Haití



REPORTAJE: DINERO SUCIO
El oro de los Duvalier

Suiza bloquea la entrega de fondos reclamada por los herederos de los dictadores de Haití

RODRIGO CARRIZO 07/02/2010


Según como se mire, 5,7 millones de dólares es una cifra astronómica, o puede ser modesta. En el caso de la destrozada Haití, esos 4 millones de euros permitirían dar de comer a más de un millón de haitianos durante dos semanas. Pero hay un inconveniente: esta suma de dinero se encuentra hoy bloqueada en Suiza. Y aunque legítimamente pertenece al pueblo de Haití, todavía la reclaman como suya los herederos del clan Duvalier, los antiguos verdugos de ese país caribeño.


Conocido como Papa Doc, el mulato presidente y dictador vitalicio, François Duvalier, ejerció el poder absoluto desde 1964 hasta su muerte en 1971. Tras su fallecimiento, lo que esperaba a la miserable isla era casi peor: su hijo Jean Claude Baby Doc Duvalier, quien asumió el poder absoluto con 19 años, convirtiéndose así en el más joven jefe de Estado de su época. Ambos dictadores, padre e hijo, ejercieron una autoridad incontestada gracias a los tristemente célebres tonton macoutes, grupos paramilitares de torturadores y asesinos al servicio del régimen. Ellos hicieron posible que la familia Duvalier amasara una gran fortuna, estimada por el Gobierno que le sucedió en cien millones de dólares, depositados en diversos países. Una pequeña parte de ellos se encuentra en Suiza.

Desde 1986, año del fin del régimen de Baby Doc Duvalier y de su posterior huida a Francia, estos fondos fueron denunciados como fruto de desvíos masivos y de estafa. Habrían sido transferidos al extranjero bajo cobertura de asociaciones benéficas y fundaciones. El ya conocido como caso Duvalier comenzó en 1986, cuando las autoridades de Haití presentaron al Gobierno helvético una demanda de ayuda judicial para bloquear los fondos depositados en Suiza por Baby Doc Duvalier. Desde entonces, esos fondos permanecen oficialmente congelados. El 11 de febrero de 2009, la Oficina Federal (ministerio) de Justicia decidió que los fondos de Duvalier depositados en Suiza debían ser restituidos a la población de Haití, decisión confirmada por el Tribunal Penal Federal. Las autoridades helvéticas argumentaron que la estructura montada por el clan Duvalier "constituye de forma manifiesta una organización criminal", y por ello todos sus bienes pueden ser considerados igualmente de origen criminal y debían ser restituidos al Estado como legítimo propietario.

Pero el 12 de agosto de 2009, los abogados de la familia Duvalier presentaron un recurso ante el Tribunal Federal, que ha invalidado la decisión del Ministerio de Justicia de devolver los fondos a Haití. El argumento central de este nuevo veredicto es que habrían prescrito los crímenes que están en el origen de la fortuna Duvalier. Y el Gobierno federal ha acudido de nuevo al forcejeo, pronunciándose, a su vez, contra esa decisión judicial.

"Suiza parte del principio de que los fondos en disputa no pertenecen a los Duvalier", ha declarado la consejera federal (equivalente de ministra) de Justicia y Policía, Evelyne Widmer-Schlumpf. Todos los observadores y analistas coinciden en que llevar adelante la decisión favorable del Tribunal Federal hacia la familia Duvalier habría tenido consecuencias catastróficas para la imagen internacional de Suiza, un país con fama de proteger fortunas sin preguntar por su origen. ¿Devolver a los Duvalier el dinero que reclaman, en medio del dantesco panorama de amputados, muertos, heridos y destrucción que ofrece Puerto Príncipe? Impensable.

Un dato curioso es que en ningún momento el Tribunal Federal suizo niega el origen criminal de la fortuna de los Duvalier. La máxima autoridad judicial helvética se basa en que los hechos denunciados habrían prescrito y por eso da la razón a los supervivientes del siniestro clan. De no intervenir el Ejecutivo por el procedimiento de urgencia, esos 5,7 millones de dólares habrían vuelto a los herederos de Baby Doc. Este recurso al "derecho de urgencia" en nombre del "interés superior de la nación" es muy raramente utilizado, ya que en la práctica "puede decirse que bordean la legalidad", según afirman distintos observadores de la realidad suiza. Su último precedente se remonta a la reciente y desesperada operación de salvamento del coloso bancario UBS en plena tormenta financiera.

Lo cierto es que la decisión tomada por el Ejecutivo suizo no es un caso aislado. A pesar de que la opinión pública en general sigue percibiendo a Suiza como un refugio del dinero sucio de los cinco continentes, en los últimos años la Confederación Helvética ha hecho suya la política de congelar y restituir fondos depositados en Suiza por dictadores y Gobiernos corruptos. Por más que la pequeña nación alpina siga siendo el destino de un tercio de todos los capitales offshore del mundo.

Hasta el momento, Suiza ha devuelto a sus legítimos propietarios más de mil millones de euros. Entre los desposeídos se cuentan Sani Abacha de Nigeria, Vladimiro Montesinos de Perú o Ferdinand Marcos de Filipinas. Otros muchos se encuentran en lista de espera. Esta política de restitución de fondos ilegítimos es uno de los objetivos de la actual ministra de Asuntos Exteriores suiza, la socialista Micheline Calmy-Rey.

"No cabe ninguna duda de que el Parlamento suizo votará muy rápidamente a favor de la restitución de estos fondos a Haití", comenta a este diario el analista político de la televisión suiza Alain Rebetez. "Lo positivo del caso es que esta resolución sentará jurisprudencia y facilitará futuras resoluciones en el mismo tipo de situaciones".

Según algunas fuentes, los cuatro millones de euros en disputa podrían ser destinados a los servicios suizos de cooperación técnica en Haití, o ser entregados directamente al Gobierno de la isla. El Ejecutivo suizo se ha comprometido a encontrar una solución al embrollo legal antes de que termine este mes.


http://www.elpais.com/articulo/reportajes/oro/Duvalier/elpepuintlat/20100207elpdmgrep_2/Tes

Leer más...

viernes, 5 de febrero de 2010

Haitianos no pudieron ingresar a la Argentina


Sucesos
Haitianos no pudieron ingresar a la Argentina


Se lo habrían impedido en La Quiaca. No se sabe cómo llegaron hasta Bolivia y no se confirmó si son sobrevivientes del terremoto del 12 de enero.


Redacción LAVOZ.com.ar


Entre 70 y 80 haitianos pretendieron ingresar sin éxito a la Argentina a través de La Quiaca, Jujuy, a unos 20 días del devastador terremoto ocurrido en el país caribeño el 12 de enero pasado, según informaron distintos medios y admitieron sin precisiones en Migraciones.

Desde la sede de Jujuy de la Dirección de Migraciones dijeron a LAVOZ.com.ar que las autoridades habían viajado a la localidad fronteriza, en el extremo norte argentino, y que la decisión de impedir el paso se había tomado en la sede central de Buenos Aires.

Se aguarda una respuesta de la oficina de Prensa de Migraciones de Argentina, consultada por este diario. Además, se consultó al Ministerio del Interior, que derivó al área de migraciones.

No hay precisiones acerca de si efectivamente los migrantes son sobrevivientes del terremoto que dejó al menos 200 mil muertos en Haití.

Según El Tribuno de Salta , fueron 76 los haitianos que intentaron pasar a la Argentina, aunque medios del vecino país hablan de 71 y hasta 80 personas pretendiendo cruzar la frontera.

Desde Perú. El diario El Deber de Santa Cruz de la Sierra dijo, citando a fuentes de Migraciones de Bolivia, que los migrantes habían llegado a ese país por Perú, por vía terreste, luego de volar desde Panamá hasta Lima.

Según el diario El Potosí , la Gendarmería argentina no había permitido el ingreso y el grupo de haitiano se dirigió a Tarija, donde el comandante departamental de la Policía, Modesto Palacios, informó que los haitianos, en su mayoría mujeres y niños, "se embarcó rumbo a Santa Cruz con el propósito de continuar viaje a Brasil", publica El Deber .

Los migrantes se encuentran en Bolivia con visa de turista expedida por 30 días, según distintos medios de ese país. El vocero de la Dirección de Migración Alaín Gonzales dijo a la agencia Associated Press que los antillanos podrán permanecer en hoteles de Santa Cruz mientras dure su visa de turistas.

Mediante intérprete, uno de los haitianos, que no se identificó, declaró a la emisora Erbol en Tarija que no tienen intención de quedarse en Bolivia y que quisieran transitar a otros países para lo cual pidieron a las autoridades bolivianas libertad para transitar por el país.


http://www.lavoz.com.ar/10/02/05/secciones/sucesos/nota.asp?nota_id=588679

Leer más...

domingo, 31 de enero de 2010

Pasan a disposición judicial los diez estadounidenses acusados en Haití de tráfico de menores



Los arrestados intentaron sacar del país a 33 niños sin presentar documentos de adopción ni justificantes de que eran huérfanos

AGENCIAS / EL PAÍS - Puerto Príncipe / Madrid - 31/01/2010


Los diez ciudadanos estadounidenses detenidos en Haití bajo la acusación de tráfico de menores han sido puestos a disposición judicial en la capital Puerto Príncipe. Los arrestos se produjeron el viernes en Malpasse, el principal paso fronterizo entre Haití y República Dominicana, cuando las autoridades inspeccionaron el vehículo donde viajaban los estadounidenses y descubrieron a 33 menores, de entre 2 meses y 12 años. La policía sospecha que pueda tratarse de una trama de adopciones ilegales.



Los detenidos, cinco hombres y cinco mujeres aseguran que pertenecen a una organización caritativa vinculada a una iglesia baptista de Idaho. En el momento de la detención carecían de documentos que justificaran la adopción de los niños ni demostraran que realmente eran huérfanos.

"Esto es un robo, no una adopción", ha declarado el ministro haitiano de Trabajo y Asuntos Sociales, Yves Christalin. Las autoridades haitianas y diversos organismos internacionales han expresado reiteradamente su temor a que muchos niños que perdieron a sus familias en el terremoto puedan caer ahora en las redes de organizaciones dedicadas al tráfico de menores, por lo que se están extremando las medidas de protección y vigilancia para evitarlo. "Ningún menor puede salir de Haití sin la debida autorización y estas personas no tenían autorización", ha reiterado Christalin.

Una de las detenidas afirma ser la máxima responsable de una organización caritativa de Idaho llamada New Life Children's Refuge (Refugio para Menores Nueva Vida) y sostiene que no ha hecho nada malo. "Teníamos permiso del Gobierno de República Dominicana para llevar a los niños a un orfanato que tenemos allí (...). Tenemos a un sacerdote baptista aquí cuyo orfanato se derrumbó totalmente y nos pidió llevar a los niños a República Dominicana", aseguró desde una celda de la sede central de la Policía Judicial haitiana. "Yo iba a volver aquí para hacer el papeleo. Nos acusan de tráfico de menores. Es algo que nunca haría. No íbamos a hacer nada malo". Los detenidos han asegurado ante las autoridades que pretendían llevar a un total de 100 menores un hotel de la localidad dominicana Cabarete, reconvertido en orfanato.

El caos que reina en Haití desde que el pasado 12 de enero un potente terremoto, al que le siguieron numerosas réplicas, asolase el país está propiciando la aparición de tráfico de personas, sobre todo de niños, muchos de los cuales se quedaron solos en el mundo tras el temblor de tierras. Organizaciones como Unicef y Cruz Roja ya han dado la voz de alarma al respecto y voluntarios de esta última han recorrido campos de refugiados para avisar a las madres que no pierdan de vista a sus hijos.


http://www.elpais.com/articulo/internacional/Pasan/disposicion/judicial/estadounidenses/acusados/Haiti/trafico/menores/elpepuint/20100131elpepuint_3/Tes

Leer más...

viernes, 29 de enero de 2010

Ya rescataron 170.000 cuerpos de las calles de Haití



Jueves 28 de Enero de 2010 11:16 Encuentran a una joven con vida después de dos semanas. Casi la mitad de los heridos son niños y adolescentes.


PUERTO PRINCIPE, Haití.- El caos se intensificaba en Puerto Príncipe, donde una joven fue rescatada viva de entre los escombros 15 días después del sismo que destruyó al empobrecido país y que dejó una cifra de muertos superior a la estimada, según un nuevo balance.

Al respecto, el presidente haitiano, René Preval, advirtió que los cuerpos recuperados superan las estimaciones globales de 150.000 muertos anunciadas esta semana por las autoridades. "La compañía nacional de equipamiento hizo muchos esfuerzos retirando cerca de 170.000 cadáveres de las calles", dijo a la prensa el jefe de Estado.

En tanto, los pillajes se intensificaban en la capital haitiana mientras las Naciones Unidas (ONU) se alarma por la amenaza que representan en las calles los jefes de pandillas evadidos de la cárcel, traficantes de niños y delincuentes de todo tipo.

Además, los habitantes recorren los zonas destruidas con carretillas en las que recuperan materiales, principalmente madera y metal que sacan de los edificios derrumbados, mientras la asistencia alimentaria aún es desorganizada.

Por otro lado, una joven de 16 años fue hallada viva bajo los escombros en Puerto Príncipe, informó el portavoz de los servicios de Seguridad Civil francés. "Estaba realmente muy débil, lo que deja presagiar que efectivamente estaba allí desde hace 15 días", explicó el portavoz Samuel Bernes. (AFP-DPA-Reuters)

Los más afectados son niños y adolescentes
Por otro lado, se supo que cerca de la mitad de los haitianos heridos en el sismo son niños y adolescentes, de acuerdo a los datos de un estudio realizado por pediatras del hospital infantil de Los Angeles y científicos de la Universidad de California Sur que se encuentran en la isla caribeña.
Según las cifras dadas a conocer, resultaron con lesiones o mutilados al menos 110.000 menores de 18 años, un poco menos de la mitad del total estimado en 250.000 heridos. La elevada cifra se explica en parte por las edades de la población haitiana, cuyo 35% tiene menos de 15 años


http://www.lagaceta.com.ar/nota/362588/Mundo/Ya_rescataron_170.000_cuerpos_calles_Haiti.html

Leer más...

miércoles, 27 de enero de 2010

Haití: estuvo 14 días bajo los escombros y sobrevivió



Un soldado de EE.UU. lo encontró cuando removió una pesada loza de un edificio. Llegan los Cascos Blancos.

Redacción LAVOZ.com.ar y agencia Télam


Un hombre fue hallado con vida debajo de los escombros de Puerto Príncipe, después de 14 días del terremoto que devastó a la capital haitiana, informaron hoy los voceros del Ejército de los Estados Unidos.

El sobreviviente fue ubicado por un soldado de la 82ª División Aerotransportada de Estados Unidos cuando removían una pesada loza de un edificio derrumbado durante el sismo del 12 de enero, según difundió la agencia de noticias Ansa.

"No sabemos si estaba ahí desde el inicio o buscó refugio durante una réplica del terremoto y quedó atrapado", explicó el soldado estadounidense, que orientó la búsqueda al escuchar ruidos debajo de los escombros.

El hombre fue identificado como Rico Dibrivell (35), según la agencia AP, y fue trasladado a un hospital de campaña.

En total son 133 las personas rescatadas de entre los escombros desde el terremoto del 12 de enero.

El último sobreviviente fue el joven de 24 años identificado como Wismond Exantus Jean-Pierre, que sobrevivió 12 días bebiendo gaseosas y comiendo sobrantes de aperitivos, entre la ruinas del hotel Napoli de Puerto Príncipe.

Llegan los Cascos Blancos. Un grupo de médicos y voluntarios de Cascos Blancos de la Cancillería Argentina que viajaron en el tercer contingente de ayuda humanitaria para asistir al pueblo haitiano tras el devastador sismo del 12 de este mes regresó hoy en un Hércules de la Fuerza Aérea a la estación militar del Aeroparque Metropolitano.



http://www.lavoz.com.ar/10/01/26/secciones/sucesos/nota.asp?nota_id=586276

Leer más...

domingo, 24 de enero de 2010

Haití: antes y después



Haití: antes y después



Por Washington Uranga

Hemos visto imágenes desgarradoras, escuchado relatos que acongojan y leído crónicas sobre el desastre y la muerte en Haití. La gran mayoría de estos testimonios periodísticos, casi con posmoderna marca de origen, se encargan del presente. O para ser más preciso: del horror del presente, de la catástrofe, de la muerte y la desolación. Y, por supuesto, del “mundo” y de la “comunidad internacional” que conmovida acude haciendo gala de la “solidaridad” con el pueblo haitiano. El presente caracterizado por la muerte –que ciertamente merece toda nuestra atención– alimenta tiempo de noticieros y centimetrajes de publicaciones. Porque el hecho lo justifica, la noticia vale y, en el mismo nivel, porque el horror es siempre un buen alimento para el morbo de muchas audiencias. En definitiva: el dolor vende... cuando es ajeno... y si es lejano mejor. Lo que en Haití es tragedia, para otros es una oportunidad noticiosa. Incluso para ufanarse –como lo hizo un canal argentino de noticias– de la “capacidad tecnológica” y “la profesionalidad” de sus periodistas y técnicos que, según dicen, “asombró” a sus colegas del Primer Mundo. ¡Vaya qué reconocimiento!

A juzgar por las informaciones, todas las posibles alternativas a la catástrofe están en manos de la ayuda internacional. Salvo para algunas crónicas aisladas y minoritarias (ver por ejemplo la nota de Jacobo García, desde Puerto Príncipe, titulada “Periodistas... ¿o niños de papá?”, en la edición del 22.01.10 del periódico El Mundo, de Madrid) los haitianos no sólo no hacen nada por sí mismos, no hay solidaridad entre ellos, sino que son un obstáculo más para los esforzados voluntarios que llegan desde todo el mundo. La noticia perpetúa la imagen que se ha construido de Haití: son incapaces de solventar su propia sobrevivencia. Falta un título que diga: “Salvemos a Haití... a pesar de los haitianos”. Ya llegará, es cuestión de tiempo.

Lo que está ocurriendo en Haití ahora es el resultado de la pobreza y la exclusión en la que vive y ha vivido su población durante gran parte de su historia. La misma catástrofe habría tenido consecuencias infinitamente menores en el vecino Estados Unidos.

En menos de veinte años siete misiones de Naciones Unidas aterrizaron en Haití para demostrar una vez más la ineficacia y la inoperancia del sistema político internacional. Se gastan más millones para sostener las operaciones de asistencia que en colaborar realmente en la construcción de una salida autónoma, en lo económico, en lo político y en lo cultural. El principal objetivo de las ayudas es retener a los haitianos en su territorio y evitar que emigren para molestia de otros. Para “la comunidad internacional” Haití entra en la categoría de lo “descartable”, un escalón bien por debajo de la pobreza. El calificativo “descartables” no tiene que ver con los haitianos, con su calidad de personas o sus condiciones como seres humanos, sus capacidades y cualidades. Sólo en el campo de la literatura mucho podríamos aprender de escritores como René Depreste, Gary Victor, Oswald Durand o Mimi Barthélémy o la más joven Edwidge Danticat, para mencionar algunos. Los haitianos son “descartables” porque ése es el criterio que usa la hoy caritativa “comunidad internacional” para determinar quiénes tienen derecho a vivir con dignidad y quiénes no. Haití es un país condenado al abandono por los mismos que hoy muestran ante las cámaras todo el despliegue de socorristas y fuerzas militares. Una maraña de intereses económicos y políticos que hasta deja en mala situación a miles de voluntarios de todo tipo, mujeres y hombres realmente solidarios y comprometidos, que han llegado hasta la isla para ofrecer –esos sí en forma desinteresada– sus capacidades, sus saberes, su energía y, tal vez, hasta su vida.

El hoy es sumamente complejo. Ni siquiera se sabe cuáles son los intereses reales de las solidarias fuerzas de ocupación enviadas por Obama. ¿Cuál será el destino de Haití? ¿Cuáles serán las condiciones de la “reconstrucción”? ¿El precio... será más pobreza y dominación, con nuevas “zonas liberadas”, asépticamente alejadas de los haitianos y de sus penurias, para que el turismo internacional pueda gozar sin contaminación ni culpa de las bellezas naturales del Caribe?

Este hoy complejo no tiene que ver solamente ni primariamente con los sismos y su destrucción. Sí con el ayer, con la historia, con la exclusión de Haití y de los haitianos. Por más que Naciones Unidas haya instalado sus cascos azules y su gobierno paralelo desde hace mucho tiempo. Toda la congoja y el llanto de hoy no alcanzan para tapar los olvidos y las marginaciones del ayer en relación a este mismo pueblo y a esa misma nación. Y seguramente no será suficiente para que mañana, cuando las cámaras se vayan y los miles de muertos dejen de ser noticia, haya también un “después” distinto para Haití. Porque para que ello suceda lo que tendría que cambiar no es Haití... sino la “generosa” comunidad internacional basada en un sistema que alimenta la exclusión mientras convierte sus previsibles consecuencias en pretexto para la solidaridad ocasional.



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-138974-2010-01-24.html

Leer más...

jueves, 21 de enero de 2010

Cascos azules reprimen a haitianos en el aeropuerto de Puerto Príncipe


La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo también informó que las fuerzas militares estadounidenses han ordenado la expulsión de los enviados especiales a Haití que han acampado en el aeropuerto de Puerto Príncipe y se encuentran alojados en la sede de la misión de la ONU.

LEER MÁS EN

http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/65567-NN/cascos-azules-reprimen--a-haitianos-en-el-aeropuerto-de-puerto-principe/



Leer más...

El Ejército de EE UU expulsa a los periodistas del aeropuerto de Haití



Catástrofe en Haití

El Ejército de EE UU expulsa a los periodistas del aeropuerto de Haití

Los soldados han comunicado a los informadores extranjeros que deben abandonar el campamento instalado en el aeródromo de Puerto Príncipe

EFE - Puerto Príncipe - 21/01/2010


Soldados de Estados Unidos han conminado esta noche a los periodistas extranjeros a abandonar el aeropuerto de la capital haitiana antes de las ocho de la mañana de este jueves hora local (14.00 horas en la península española), según informaron a Efe informadores españoles instalados en el campamento del aeródromo de Puerto Príncipe, donde tienen su base las agencias humanitarias internacionales que han llegado a Puerto Príncipe tras el terremoto del pasado martes. Sin explicar los motivos, los militares les comunicaron que se trata de una disposición que afecta a toda la prensa internacional.



Los periodistas españoles instalados allí han informado de lo sucedido al Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Según la portavoz de este organismo, Virginia Castrejana, el secretario de Estado de Cooperación para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, tratará este asunto en la reunión que tiene prevista con el primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, y que incluso podría encontrarse con el presidente del país, René Préval, así como con el embajador de EEUU en Haití, Ken Merten. Según Castrejana, para la AECID es una "prioridad" solucionar este asunto.

Las tropas de Estados Unidos asumieron el martes el control de Haití, sumido en un caos tras el seísmo que ha asolado el país. Al respecto, el presidente René Préval descartó ayer cualquier polémica por el despliegue de 10.000 marines estadounidenses en su país. "No tenemos ningún problema ideológico para recibir la ayuda de los que tienen la capacidad y quieren ayudarnos", aseguró el jefe del Estado.

Reapertura del puerto

Mientras, el teniente general Ken Keen, responsable de la fuerza conjunta de EE UU que opera en Haití, aseguró esta madrugada que el puerto de Puerto Príncipe será reabierto el próximo viernes al tráfico comercial, aunque trabajará al 50% de su capacidad.

El general de brigada Michael Dana ha explicado que la reapertura del puerto, bajo control haitiano, permitirá descongestionar el aeropuerto de la capital, que recibe una avalancha de asistencia humanitaria.


http://www.elpais.com/articulo/internacional/Ejercito/EE/UU/expulsa/periodistas/aeropuerto/Haiti/elpepuint/20100121elpepuint_2/Tes



Leer más...

martes, 19 de enero de 2010

La UE moviliza 229 millones para emergencia y promete 200 más para la reconstrucción de Haití



Catástrofe en Haití

La UE moviliza 229 millones para emergencia y promete 200 más para la reconstrucción de Haití

Enviará 150 policías y está dispuesta a contribuir también con militares mientras evita criticar a Estados Unidos

RICARDO M. DE RITUERTO - Bruselas - 18/01/2010


La Unión Europea, entendida como la suma instituciones comunitarias y Estados miembros, ha comprometido ya 229 millones de euros para el socorro y reconstrucción de Haití, cantidad que aumentará conforme se tenga una idea más precisa de las necesidades del país caribeño, según han acordado los ministros de Desarrollo de la Unión. Preocupada porque el desorden y la violencia no se conviertan en un factor adicional de destrucción, la Unión se plantea enviar centenar y medio de policías, se dice dispuesta a contribuir también con militares y evita criticar a Estados Unidos por su despliegue castrense en Haití y la preeminencia dada por sus soldados a los intereses estadounidenses.

Los ministros y los responsables comunitarios han celebrado este lunes la primera reunión sobre la tragedia haitiana para poner en común las actividades que cada país ha venido realizando allí y fijar la estrategia de actuación inmediata y a medio y largo plazo. Entre tantos actores implicados, dentro de la propia UE y a escala internacional, coordinación es la palabra clave. "Es importante que nos coordinemos bajo el paraguas de la ONU con Estados Unidos y otros", explica Catherine Ashton, ministra de Exteriores de la UE.

La UE quiere evitar ejemplos poco edificantes de protagonismo y dice poner todos sus recursos a disposición de Naciones Unidas, aunque hasta ahora la contribución europea haya sido esencialmente a iniciativa de los propios países. Los desembolsos comprometidos son 30 millones por parte de la Comisión y otros 92 millones procedentes de los distintos Gobiernos para asistencia humanitaria de emergencia, lo que supone 122 millones para equipos médicos y quirúrgicos, agua potable, tiendas de campaña, transportes, telecomunicaciones y alimentos, entre otras carencias.

Además, la Unión liberará otros 107 millones de euros para ayuda no humanitaria de emergencia, en particular para restaurar la demolida capacidad de gobernar de un Estado endémicamente ausente.

Pensando en el medio y largo plazo y en la reconstrucción del país, la Comisión calcula que se podrían necesitar unos 200 millones que serían extraídos de los fondos de desarrollo y de otros programas para los países de África, Caribe y Pacífico. Pero esas cantidades u otras mayores dependerán de las evoluaciones que se puedan realizar más adelante sobre el terreno.

Los ministros y los eurócratas son siempre muy rápidos en hacer promesas dinerarias y de otros medios. Esta misma mañana han anunciado que los países que participan en la Gendarmería Europea -un cuerpo no comunitario de fuerza policiales paramilitares, al que contribuye la Guardia Civil española-, iban a tratar el envío de unos 150 agentes a Haití y realizar el reparto pertinente de aportaciones nacionales. No hubo acuerdo.

También los ministros hicieron notar que para garantizar la seguridad necesaria en Haití los Veintisiete están dispuestos a poner medios militares al servicio de la ONU. El contraste con la determinación de actuar de Estados Unidos es flagrante. Ashton, como Miguel Ángel Moratinos, en calidad de presidencia rotatoria de la UE, negaran haber recibido protestas contra la impetuosidad de los soldados norteamericanos. "Todo se ha hecho con la buena colaboración e intervención de Estados Unidos, que queremos subrayar y agradecer", ha comentado el ministro.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/UE/moviliza/229/millones/emergencia/promete/200/reconstruccion/Haiti/elpepuint/20100118elpepuint_7/Tes

Leer más...

Las tropas de EE UU asumen el control de Haití para garantizar la ayuda humanitaria



Catástrofe en Haití


Las tropas de EE UU asumen el control de Haití para garantizar la ayuda humanitaria

Helicópteros norteamericanos desembarcan en los terrenos del palacio presidencial.- Los soldados de EE UU trabajan para mejorar el destruido puerto para abrir la puerta al grueso de la ayuda


PABLO ORDAZ (ENVIADO ESPECIAL) - Puerto Príncipe - 19/01/2010


Nadie piensa que 15.000 botellas de agua y 14.000 bolsas de comida vayan a terminar con la sed y el hambre de los haitianos. Nadie se imagina que con 50 paracaidistas a bordo de cuatro helicópteros se pueda acabar, por el único hecho de aterrizar cinematográficamente en los jardines del destruido Palacio Presidencial, con el caos y el pillaje que siguen castigando a Puerto Príncipe. Pero con esas dos acciones, ejecutadas simultáneamente y acompañadas del consiguiente apoyo mediático, las tropas de EE UU lanzaron el mensaje que la misión de Naciones Unidas no había logrado transmitir en siete días: "Ya estamos aquí. Y os vamos a ayudar".

¿Pura parafernalia americana? Tal vez, pero si algo necesita el pueblo de Haití estos días es, además de agua y comida, un poco de esperanza. Pero si de paso alguien se percata -por primera vez en siete días- de que el puerto de la ciudad está destruido y de que es vital arreglarlo sin demora, mucho mejor. De eso también se olvidó Naciones Unidas. Y en eso estaban hoy trabajando a toda prisa -esta vez en silencio- el capitán John Littel y el teniente Tim Mc Callister.

Littel pertenece a la Guardia Costera. McCallister, a la Marina de los Estados Unidos. Para llegar hasta ellos hace falta atravesar la ciudad y su paisaje de olores imposibles. El del polvo que desprenden las casas del centro cuando son saqueadas. El de la basura descomponiéndose o ardiendo en las esquinas. El olor dulzón de la muerte, que hasta ahora siempre venía acompañado de la imagen terrible de los cuerpos hinchados, apenas cubiertos por plásticos o mantas, pero que ahora asaltan al paseante a traición, desde las entrañas de los edificios destruidos, como un recordatorio de lo que guardan. Hay todavía otro olor, que ya estaba aquí cuando llegó el terremoto, y es el de la podredumbre que rodea también a los mercados más pobres de los países más pobres de África. Es el olor que el capitán Littel y el teniente Mc Callister perciben cuando el aire sopla desde la tierra hacia el puerto.

Los dos oficiales norteamericanos y el puñado de hombres a su cargo trabajan en silencio. Sin publicidad. De hecho, para llegar hasta ellos hay que franquear un pesado portón de hierro y esgrimir el mejor salvoconducto para moverse en Puerto Príncipe: ser blanco. Sin que nadie se lo haya dicho, el guardián negro del puerto deja pasar sin preguntas al blanco, mientras que da con la puerta en las narices al propietario de la moto que lo lleva por la ciudad. Littel y Mc Callister dice que llegaron el lunes a Haití y se pusieron a trabajar. Su misión era poner el puerto a punto para que los buques con la ayuda y los soldados empiecen a llegar cuanto antes. Pero lo que vieron era peor de lo que le habían contado. "El principal muelle", explicó Mc Callister, "está inservible. Las grúas se hundieron en el agua por efecto del terremoto. Más de 400 metros del atraque también están bajo el agua. El mar también engulló dos carretillas de las que extraen los contenedores de los barcos para depositarlas en los camiones. Es un desastre...".

Mientras a sólo unos metros, los helicópteros tomaban el Palacio Presidencial, los buzos del teniente Mc Callister se sumergían y salían otra vez a la superficie para hacer una evaluación rápida de la viabilidad del puerto. La primera conclusión llegó un rato después. "Tal como está ahora, no podremos utilizar más del 20% del puerto...". El dato no puede ser más grave. El 80% de los productos que necesitaba Haití en su lamentable vida cotidiana llegaba por el puerto. Los alimentos, las medicinas, los materiales para la construcción, los vehículos y el material de apoyo a la misión de Naciones Unidos, que hasta la fecha del terremoto tenía aquí desplazados a 10.000 soldados y 2.000 técnicos... "La gente", reflexiona el teniente de la Marina mientras observa a uno de sus soldados que va y viene con un mapa enmarcado del puerto, "ha estado muy pendiente del aeropuerto, sin darse cuenta de que, aunque es verdad que por aire llegan las cosas más rápidamente, el 90% de la ayuda tiene que llegar por el puerto. Y que un solo barco de carga equivale a 100 aviones...".

De regreso a la ciudad, el guardián negro tiene que abrir de nuevo el portón de hierro. Al hacerlo, el olor que llega del puerto penetra hasta hacerse insoportable. Y cuando la velocidad de la moto logra dejarlo atrás enseguida es relevado por otro, de polvo, de cadáveres. El paisaje de la destrucción -del que sólo se han salvado unos cuantos edificios oficiales- es tan rotundo que los mandos del portaaviones Carl Vinson han prohibido a sus soldados ver las imágenes en televisión. La CNN sólo se puede ver en los camarotes de los oficiales. Por eso, cuando los periodistas que viajan a bordo regresan al buque después de un viaje en helicóptero sobre la ciudad, los soldados le ruegan que les enseñen de soslayo las imágenes de la tragedia, lo que sigue sucediendo a sólo tres millas de su buque recién pintado.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/tropas/EE/UU/asumen/control/Haiti/garantizar/ayuda/humanitaria/elpepuint/20100119elpepuint_14/Tes



Leer más...

Ayuda humanitaria de Venezuela primera en llegar al hermano país de Haití



Ayuda humanitaria de Venezuela primera en llegar al hermano país de Haití
Enero 19, 2010 - 13:44 (lmorales)


En el marco de la operación de solidaridad con el hermano pueblo de Haití, la República Bolivariana de Venezuela, desde el 13 hasta 19 de enero de 2010, ha enviado 6 mil toneladas de alimentos a la isla caribeña / Gobierno haitiano decreta estado de emergencia hasta finales de enero y un período de duelo nacional de 30 días

Haití, el país más pobre de América, cumple su primera semana sumergido en una profunda crisis humanitaria a raíz del devastador sismo de 7.3 grados en la escala de Richter el pasado 12 de enero, que causó decenas de miles de muertos y tres millones de damnificados.

Entre los edificios derruidos se encuentran las oficinas de la ONU, el Palacio Nacional, la Catedral, el Parlamento y varios hospitales y escuelas.

La ayuda humanitaria fluye mejor una semana después del terremoto. Los equipos de rescate procedentes de todo el mundo suman 52, con 1.820 trabajadores, 175 perros especializados, y 90 las personas encontradas con vida debajo de los escombros.

El primer ministro Jean Max Bellerive afirma que el temblor provocó "más de 100.000 muertos" y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señala que tres millones de haitianos, una tercera parte de la población, resultaron afectados.

El Gobierno haitiano decreta el estado de emergencia hasta finales de enero y un período de duelo nacional de 30 días.

En una cumbre celebrada el lunes pasado, en Santo Domingo, a la que asistió el presidente haitiano, René Préval, se acordó celebrar en República Dominicana una conferencia internacional en abril para elaborar el Plan Estratégico para la Reconstrucción de Haití.

Desde que se conoció la noticia del sismo, Venezuela ha enviado tres avanzadas con la Fuerza Aérea Venezolana, con asistencia médica, especialistas en reconocimientos de áreas afectadas, personal de rescate y evaluación de daños de la Fuerza de Tarea Humanitaria "Simón Bolívar" y Bomberos del Distrito Capital, así como 42 toneladas de alimentos no perecederos, medicinas, agua potable y herramientas para búsqueda, rescate y salvamento.

En total, incluyendo la avanzada de este lunes 18 de enero de 2009, suman casi 6.000 toneladas de asistencia humanitaria, más de 200 personas capacitadas para ayudar en el trabajo de la remoción de escombros y la reconstrucción de las principales vías, así como para el socorro de los afectados; "nosotros no vamos a descansar, continuaremos ayudando al pueblo hermano de Haití", señaló el titular para Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami.

El Gobierno Bolivariano decidió también enviar combustible para plantas eléctricas de hospitales, automóviles para el traslado de heridos, helicópteros y aviones que están haciendo labor humanitaria. Se trata de 225 mil barriles, entre diesel y gasolina, que saldrán de Paraguaná, en el estado Falcón. Los recibirán en la refinería de Santo Domingo, en República Dominicana, país vecino de Haití y serán trasladados por vía terrestre en coordinación con el personal de Protección Civil-Venezuela.

Representantes de la embajada de Haití acreditada en nuestro país, entre quienes está su Consejero, Lesly David, ha dado muestras de agradecimiento al Gobierno Bolivariano y al pueblo venezolano, solidario como siempre ante las adversidades, y ya se han activado importantes donativos en los centros de acopio, que coordinados con las autoridades de Protección Civil, los hacen llegar a los hermanos haitianos.

Cuadro envío ayuda humanitaría Haití

(VTV)

http://www.vtv.gov.ve/noticias-internacionales/28796


Leer más...